Las verduras orgánicas valen más que las convencionales, es cierto y existen varios motivos que nos gustaría contarte:

Eco Espacio Integral Taller Agrario
La Agricultura orgánica promueve la economía solidaria.
Se busca que los productores y su familia, encargados de llevar adelante la compleja labor de generar, mantener y cuidar una chacra agroecológica, obtengan por su trabajo una calidad de vida digna. Cuestión que se ha descuidado por milenios, a modo de ejemplo a un productor convencional por una lechuga que puede valer 25 pesos en el supermercados se le paga menos de 5 pesos.
Elegir alimentos orgánicos es cuidar a los productores, quienes asumen los riesgos del trabajo y el esfuerzo.
No usar agrotóxicos (fitosanitarios) implica mayor mano de obra

Eco Espacio Integral Taller Agrario
Los agricultores convencionales usan productos químicos, hormonas, pesticidas y fertilizantes sintéticos para reducir el costo de producción, haciendo el trabajo más rápido.
Los agricultores orgánicos contratan mano de obra para tareas como el desmalezado (el cual debe ser realizado a azada o a mano dependiendo del cultivo), también para preparar y aplicar fertilizantes orgánicos (compost, estiércol animal, bio fertilizantes), etc. Al prescindir de fitosanitarios deben realizar las tareas manualmente.
Lo cuál también es una de las ventajas sociales que proporciona la Agroecología: puestos de trabajo en el medio rural con salario digno.

Abono verde
Calidad y cuido. No cantidad y descuido
La Agricultura convencional explota al máximo la superficie y/o produce en grandes extensiones un sólo cultivo, descuidando así uno de los recursos naturales más valiosos: el suelo.
Los agricultores orgánicos realizan lo que se llama rotación de cultivos, eso implica pasar temporadas con cultivos que aporten elementos benéficos al suelo (como por ejemplo el nitrógeno) reduciendo así la frecuencia de cultivos rentables.
Los tiempos para obtener una cosecha rentable son más lentos, con cosechas mucho más pequeñas que las logradas con agricultura tradicional. Debido a la preocupación en cuidar todos los recursos naturales (suelo, agua, fauna, etc), se generan otros ritmos de producción y eso también encarece el producto final.
Cuidar la cosecha es más laborioso
Sin conservantes sintéticos la cosecha de verduras orgánicas tiene mayor dificultad de conservación, por lo que sus pérdidas son más altas, costo que también se asume en el producto.

Mizunas, Lechugas y Rúculas
Alimentos frescos implica cosechar y distribuir más veces
Para que las verduras lleguen frescas, en buen estado al consumidor final su cosecha debe realizarse lo más cercano posible a la venta, esto implica mayor costo de distribución y logística.
——-
En la primera década del 1900 se introdujeron los agroquímicos y el monocultivo en la producción agropecuaria – producción convencional – pero por miles de años anteriores la agricultura había sido lo que actualmente llamamos orgánica. Hoy por hoy se necesita una certificación que acredite que se cumplen con los reglamentos para habilitar a que un producto sea orgánico.
Las verduras orgánicas además del costo del alimento en sí, su valor comprende: la eliminación del riesgos para la salud de los trabajadores por el mal manejo de plaguicidas, la protección y equilibrio del medio ambiente (cuidando todos los recursos naturales y los animales) y el desarrollo rural a través de la creación de puestos de trabajo dignos. Y si le sumamos que son alimentos que mantienen sus propiedades nutricionales, sus sabores y aromas naturales … valen más que las convencionales!

Producción de varios productores de la zona rural de Montevideo.
Carrito Item Removed. Undo
  • No products in the cart.
WhatsApp chat